¿Cómo aprenden los niños a leer y escribir?

Aprender a leer es uno de los objetivos de los primeros cursos de primaria. La lectura es especialmente importante para las habilidades sociales de los niños. Si el niño ha dominado la lectura y la escritura, ¡todo el mundo del conocimiento se abre!

En todo proceso de aprendizaje, y especialmente en el aprendizaje de la lectura, la motivación positiva juega un papel decisivo. Para alentar y no abrumar al niño, los padres y maestros deben presentar al niño nueva información y conocimiento en una secuencia coordinada didácticamente: Comenza siempre con términos simples y aumente lentamente la complejidad del idioma. Deje suficiente tiempo para repetir lo aprendido.

La capacidad del lector de comprender lo que se ha leído y de concentrarse mientras lee es fundamental para aprender a leer. Los niños desarrollan la comprensión lectora al aprender y dominar varias técnicas de lectura: ¿Cómo combino letras para formar sílabas? ¿Cómo se forma una palabra a partir de sílabas? ¿Cómo formo oraciones a partir de palabras? (y así)

Para que los niños aprendan a leer y escribir fácilmente en la escuela, necesitan de apoyo y refuerzo en la educación infantil. Los padres y educadores deben monitorear el desarrollo del lenguaje y apoyarlo con las siguientes medidas:

  • Preste atención al lenguaje oral del niño. A la edad de 5 años, el niño debe comunicarse con el mundo exterior en oraciones claras y con una pronunciación correcta.
  • Enséñele al niño los sonidos del habla (aquellos pronunciados por una persona en palabras), los ruidos que resultan de la interacción con objetos, etc. 
  • Introduzca toda la variedad de formas de juego en la vida cotidiana del niño. Juegos tecnológicos que desarrollan la motricidad y la conciencia visual-espacial, juegos con reglas que conducen a la aceptación de reglas, rompecabezas y pintura con enfoque en los detalles y sus diferencias.
  • Motiva a los niños divirtiéndose mientras aprenden.

Paso 1: Primero, los sonidos

El primer paso en el camino para aprender a leer es conocer los sonidos: sonidos verbales y no verbales, vocales, semivocales y consonantes sonoras o sordas. 

Los niños aprenden que los sonidos verbales que se escuchan y pronuncian se escriben con letras. Intente contar los sonidos de una palabra con su hijo o busque palabras que comiencen con un sonido específico. De esta forma, el niño se sumerge en el mundo de los sonidos.

Cantar puede ayudar a los niños a aprender a leer.

Se pueden cantar vocales. Las vocales son sonidos que, cuando se pronuncian, permiten que el aire fluya libremente por la boca, sin que los labios, los dientes o la lengua obstruyan la boca. Rodea las vocales con círculos rojos y llámalos “casas” para que se diviertan con ello.

Las consonantes no se pueden cantar. Al hablar, el flujo de aire golpea un obstáculo en la boca. Construye “casas” azules para consonantes.

Una vez que le hayas enseñado al niño los sonidos del habla, ahora pueden analizar una palabra acústicamente juntos:

  • ¿Qué sonido es el primero?
  • ¿Cuál es el último o el segundo?
  • ¡Cuenta todos los sonidos de la palabra!
  • Luego puedes introducir las letras: ¿Con qué letras escribimos qué sonidos?

Alrededor de los 5 años, la mayoría de los niños pueden participar fácilmente en juegos fonéticos. Cada niño también se desarrolla individualmente en el lenguaje. Antes de eso, las habilidades para distinguir los sonidos no están completamente desarrolladas.

Paso 2: conozca las letras

Es importante aprender a leer y escribir: ¡las letras son sonidos escritos! Forman palabras y, por tanto, frases. Para aprender a leer, el niño no solo tiene que memorizar el diseño gráfico de una letra, sino también recordar los sonidos que describe. Eso significa aprender a escribir la letra y a pronunciarla.

Aprendiendo las letras: las letras se aprenden una a una, una a la vez. Empiece por las vocales. Cada letra consta de elementos gráficos similares, por lo que el niño no debe sentirse abrumado por una gran cantidad de letras.

Es una buena idea introducir las letras paso a paso y no practicar más de una letra por “sesión de estudio” o cada vez que aprenda a leer con su hijo.

“Juegos” o estrategias de aprendizaje para que su hijo aprenda a leer

Cuando trabajas con una letra, utilizas diferentes estrategias de aprendizaje. Muestre la letra y nómbrela. Ahora puedes divertirte junto al niño:

  • Pregúntale al niño a qué le recuerda la carta.
  • Modelad juntos la forma de la letra y deja que el niño sienta el modelo con los ojos cerrados.
  • Dibuja los contornos de una letra y dáselos al niño para que los coloree con colores, líneas o círculos.
  • Reconstruye la letra junto con palillos de dientes o similares.
  • Practiquen escribiendo juntos la letra en el aire o en la arena.

Este enfoque le ayudará a aprender las letras de forma más eficaz. El niño está sensibilizado para escribir y luego puede construir sobre esta base más fácilmente. La imagen de la letra se memoriza mejor y la primera introducción a la escritura se realiza de forma natural.

3er paso: aprender a leer las sílabas

A continuación, el niño aprende a combinar letras en sílabas. Después de aprender varias vocales, puedes pasar a las consonantes. El siguiente gran paso suele estar relacionado con la lectura en primer grado, es decir, conectar letras con sílabas y luego aprender a leer sílabas completas.

No es necesario demorar demasiado al niño en memorizar el alfabeto. Las letras son los componentes básicos para construir palabras, así que deje que el niño las pruebe temprano.

¡Conectar las letras y aprender a leer sílabas, uniéndolas, es divertido!

Al principio, las sílabas tienen poco sentido para un niño: “ua”, “oa”. Es mejor comenzar con sílabas compuestas por dos vocales. Luego puede continuar con sílabas cerradas como “am”, “om”, “ol”. En el siguiente paso, lee las sílabas abiertas: “mo”, “ma”, “la”. Ahora podrá aprender y practicar la formación de letras y sílabas al mismo tiempo.

Leer sílabas es una habilidad importante que ayudará al niño a memorizar y aprender cada letra más fácilmente. Si el niño domina la lectura de sílabas, las palabras pequeñas también se pueden leer juntos: “Mamá”, “Abuela”, “Lila”, etc.

Recomiendo enfocar a los niños en la comprensión de lectura en esta etapa temprana. Para que la lectura no se convierta en una reproducción mecánica de palabras, anime al niño a lidiar lúdicamente con el significado de lo que lee:

  • Conecta la palabra con una imagen.
  • Saque las imágenes y los subtítulos en el orden correcto.
  • Las letras y sus características gráficas deben practicarse más. Los ejercicios de escritura ahora pueden tratar con palabras y sílabas completas.

Paso 4: aprender a leer con fluidez

Al pasar de las sílabas a las palabras, el ritmo de lectura del niño es lento. Lee en sílabas y no entiende inmediatamente la palabra que lee. Es muy importante invertir mucho tiempo y en ningún caso presionar al niño. Con el tiempo, comenzarán a captar el significado de la palabra del contexto más rápidamente y a leer palabras conocidas con mayor rapidez y fluidez, y finalmente aprenderán a leer.

Cada día aumentará el número de palabras conocidas y aumentará la velocidad de lectura. Se debe mantener el ritmo de aprendizaje del alfabeto y no se debe intentar acelerar el proceso de aprendizaje. Recuerde que cada nueva letra sigue siendo muy compleja para el niño y lleva tiempo aprenderla.

Ahora el niño puede leer muchas palabras por sí mismo e intentarlo cada vez más rápido. Cuando leen rápidamente, muchos niños aprenden a adivinar la palabra, pero luego a menudo la leen mal. Si nota que muchas terminaciones de palabras son incorrectas durante la lectura y que las palabras enteras a menudo se reemplazan por palabras adivinadas, definitivamente debe intervenir: Reduzca el ritmo de aprendizaje, repita con el niño lo que ya ha aprendido.

Todo en paz: aprende a leer un rato

Todos los niños se desarrollan de manera diferente, aprenden a leer y escribir a su propio ritmo y también tienen diferentes intereses / motivaciones.

Asegúrese de que los textos sean comprensibles e interesantes para el niño. No se oriente al desarrollo de niños de la misma edad. Algunos niños tardan más en leer sílabas, otros pueden pasar rápidamente a textos más complicados y leer con un tamaño de letra más pequeño. ¡Anime a los niños a aprender a leer individualmente!

La fluidez en la lectura solo se logra con una buena comprensión lectora. El dominio de una técnica de lectura permite la comprensión lectora, pero no debe ser el centro de la lección. Por supuesto, todas las letras deben aprenderse y también presentarse mientras aprende a leer antes de que el lector joven pueda dominar la lectura.

Aprende a leer en el juego:

Nuevamente te recomiendo que aprendas y practiques con tu hijo a leer y escribir de una manera lúdica:

  • Intercambia las sílabas de una palabra.
  • Sustituye una letra o una sílaba.
  • Crea una nueva palabra a partir de la ensalada de letras.

No importa si su hijo aprende a leer en unos meses o en un año: ¡lo principal es que el niño pueda aprender a leer con éxito! Le deseo una práctica exitosa y motivada para aprender a leer con su hijo.

Los mejores libros para aprender a leer

A continuación, puedes conocer los mejores métodos y libros para aprender a leer, ideales si tus hijos o alumnos se encuentran entre los 4-7 años:

Deja un comentario